Posicionamiento preventivo

¿Qué imagen se le viene a la mente cuando piensa en una mujer en labor de parto en el hospital?

La mayoria de las personas pensarían inmediatamente en una mujer acostada boca arriba, las piernas levantadas, con las rodillas al pecho. Ese es el modelo técnico de un nacimiento común grabado en nuestras mentes.

En esta posicion se puede observar de forma obvia que es al descansar sobre la espalda o de manera semi reclinada que la mujer reduce hasta 30% el espacio en el canal de salida o de nacimiento hasta en un. Al adoptar esta posición que se ve tradicionalmente en hospitales y preferida por porfesionales del campo médico, reducimos y hacemos mas dificil el nacimiento de cualquier bebe de manera inadvertida.

No existe ninguna razón médica que exija esta posición. Por el contrario, existen muchas razones por las cuales las mujeres deberían dar parto en una posición menos peligrosa que corresponda a la anatomía y fisiología femenina.

Abiri el canal vaginal para asegurar una salida menos riesgosa para el bebe no es complicado y esto reduce las probabilidades de un lesión al cuerpo de la madre. Simplemente con darse la vuelta sobre el costado de un lado al otro, lo cual se puede hacer facilmente incluso bajo el efecto de anestesia epidural, le permite al hueso sacro moverse hacia atrás en el momento que el bebé desciende por el canal de nacimiento.

¡Lo más importante es recordarle a la madre que no permnezca acostada de espaldas!

Simplenete con cambiar la posicion en la primera y segunda etapa durante la labor de parto se puede reducir la frecuencia con que ocurre la distocia del hombre, y sus consecuencias.

Riesgo del posicionameinto tradicional Las posiciones que cierran el canal de nacimiento, tal como es la posición tradicioanl de parto acostada boca arriba , pueden incrementar el riesgo de:

  • Uso de forcep o succión
  • Fractura de clavícula
  • Presencia excesiva de hematomas
  • Presión en las vertebras del cuello del bebé
  • Deformidad de la cabeza
  • Compresión del cordón úmbilical
  • Estrés del bebé
  • Mal posicionamiento del feto con relación al ángulo de aproximación a la pelvis.
  • Fractura del húmero
  • Interrupción del suministro de oxigeno Y también existen mayores riesgos para la madre, tales como
  • Contracciones menos efectivas
  • Demora y falta de progreso de la labor de parto
  • Mayor probabilidad de hipotensión e hipertensión inducida por el embarazo
  • Poca efectividad al pujar
  • Ilusión de desproporcion cefalo pelvica debido al diámetro reducido de la pelvis como consecuencia del posicionamiento
  • Mayor riesgo de necesitar cesarea
  • Desgarramiento de tejidos en la madre
  • Episiotomía
  • Dolores de espalda
  • Fractura del coxis

Janet Balaskas, la conocida pionera en partos naturales y autora de "Active Brith" segun su titulo en inglés, reitera el peligro de dar a luz en posición supina:

"En la posición semisentada el peso de la madre descansa sobre su coxis y la capacidad de la pelvis se reduce. En la posición semireclinada el hueso sacro no tiene mobilidad alguna y el canal pélvico se cierra. La estructura de tu coxis permite moverte y darle paso al feto a medida que la cabeza desciende por el canal. Si te sientas sobre tu coxis impides la salida a traves de la pelvis y tambien puede resultar en la dislocación del mismo, lo que puede ser extremadamente doloroso por meses aún después del nacimiento."

La union entre el hueso sacro y el coxis se ablanda durante el embarazo, lo que le permite al coxis poder moverse hacia atrás para ensanchar el canal de nacimiento a medida que el feto emerge.

Beneficios de posicionamiento correcto

Al utilizar posiciones de parto apropiadas a la anatomía femenina que amplian el canal de nacimiento se reducen las posibilidades de trauma para el bebé y el cuerpo de la madre. Con un poco de movimiento durante la labor de parto y con la utilización de posiciones de parto tales como recostada sobre el lado izquierdo del cuerpo, o sobre las manos y rodillas, de pie, agachada, etc, ofrecen varios beneficios:

  • Mayor comodidad
  • Menos dolor
  • Mayor control y participación en el parto
  • Contracciones más efectivas
  • Mejor progreso en la labor de parto
  • Mayores porbabilidades para que el feto descienda en una posicion óptima
  • Se evita trabajar en contra de la fuerza de gravedad
  • Mejor suministro de oxígeno y sangre al bebé

Aparte de estas ventajas tambin existen otros efectos que ofrecen beneficio en la´labor de parto. El cambio de posicion durante la labor de parto puede cambiar la forma y el espacio en la pelvis, lo cual puede ayudar a que la cabeza del feto encuentre la posición óptima en la primera etapa del parto, fascilitando de esta manera su rotación y descenso en la segunda etapa.

Las actividades que provéen al cuerpo con algún tipo de movimiento como mecerse de un lado a otro, caminar, subir escaleras, caminar con pasos agigantados agachandose con una pierna al frente, pueden ayudar también.

Movimientos y posiciones erguidas pueden ayudar con la frecuencia, duración y eficiencia de las contracciones. El efecto de la fuerza de gravedad puede ayudar al feto a descender con mayor rapidez. El cambio de posición asegura un suministro de oxigeno continuo al feto.

"Existe evidencia que demuestra que cuando la madre va a dar a luz y está acostada sobre su espalda, esto produce presión sobre la vena caval, lo que resulta en hipotensión, lo cual puede ocasionar tambien una falta de oxigenación al feto y escacés de nutrientes suministrados por la placenta. La eficiencia de las contracciones del utero también pueden desmejorar".( Humprey et al. 1974, Kurz et al.1982)

El cambio de posición tanbién puede reducir la duración de la labor de parto. Mendez- Bauer y Newton afirman que la duración de la labor de parto en relación a la dilatación de 3 cm a 10 cm se acorto en 50% en pacientes que alternaron las posiciones de pie y supina, asi como también sentada y de pie.

Otros resultados positivos como consecuencia del posicionamiento es la disminución de episotomias y desgarros de cuarto grado. Esto se debe a que con la disminución de distocias los doctores no tienen necesidad de cortar el perinéo para crear espacio para la manipulación del bebé. Esta técnica se ha utilizado por mucho tiempo mas por razones legales que anatómicas.

La posición ideal incluye

  • Abrir la salida pélvica tanto como sea posible
  • Provéer una posición fetal adecuada de modo que la salida del bebé por el canal de nacimiento sea óptima.
  • Ultilizar la fuerza de gravedad como ayuda
  • Asegurarle a la madre que no corre riesgos y que ella esta en control del proceso.
  • Disminuir el riesgo de lesiones al bebé y la madre
You are here: Home Prevention Positioning Posicionamiento preventivo